Historia

Los festejos son momentos de volver atrás en la memoria, de hacer “un alto en el camino” y de volverse a los recuerdos más queridos que como un tesoro guardamos en el corazón.

Este año “2014”, Jardilín cumple 40 años y su historia comenzó cuando una niña de 10 años llamada Naty, quien soñaba tener su propio Jardín de Infantes cuando fuera grande.

Cuando terminó la secundaria, estudió para ser Profesora de Jardín de Infantes y a los tres días de recibirse, se unió con una compañera del profesorado, “Pata”, y le dieron continuidad a un Jardín de Infantes de Martínez, donde Naty ya trabajaba. Desde un comienzo tuvieron el apoyo incondicional de Emilia Wunder, psicopedagoga, asesorándolas en todo momento en la construcción de un Proyecto Pedagógico muy humanístico. Se mudaron a Olivos iniciando su actividad en la parte de abajo de una casona sobre la Av. Florida.

Esta historia la ratificó una mamá en la entrevista inicial cuando su hijo comenzaba el jardín, contándole a la maestra, que cuando su marido era chico, era vecino y amigo de Naty. Ella compartía con él sus sueños: “cuando sea grande voy a tener mi propio Jardín de Infantes” y él le contestó: “Cuando yo sea papá y vos tengas tu jardín, mis hijos irán a tu jardín.” ¡Y así fue! ¡Gracias Carlos Hugo y Marita, por compartir tan hermosa anécdota que hace a las raíces fundantes del jardín!

Desde siempre los padres de Naty ayudaron y estuvieron muy presentes, apoyando el crecimiento del jardín, convirtiéndose en “padrinos oficiales” o como ellos se llamaban “Los abuelos de Jardilín”.

En 1990 lograron comprar una casa y entre todos: Padres, niños y docentes, mudaron el jardín a pie, con carritos, bicicletas, cochecitos de muñeca. Fue una “mudanza” muy comunitaria. Hoy nos encuentran en Domingo Faustino Sarmiento 2012, Olivos.

¿Qué significa para mí que Jardilín cumpla 40 años?

¡Tantas emociones y pensamientos simultáneos!

Lo resumiría con palabras tales como orgullo, constancia, pasión, responsabilidad, capacitación permanente, entrega, dedicación, disfrute, sobre todo mucho compromiso de que todos hagamos “presencia y defensa ante la Primera Infancia”. Veo día a día en Jardilín esa defensa y respeto por la infancia! Los niños seguirán sorprendiéndose y sorprendiéndonos, riendo, jugando sin límites, y buscarán subir alto para no perder los secretos del horizonte……Por eso cada día, cada año y hace “40 años” reelijo “mi profesión”, “mi pasión”, “mi convicción” Agradezco a cada uno de los niños, padres, docentes que han confiado y confían a nutrir el Proyecto Pedagógico para que siga creciendo día a día!!!

Con mucho afecto.
Naty